23 de agosto de 2018

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"nunca estas a salvo cuando eres el peligro"

Nos han jodido pero bien, escribo esto desde una celda, no se ni donde estoy realmente, imagino que metido en algún sitio de la zona segura, cuando íbamos hacia el polideportivo todo estaba bien pero al internarnos el los pasillos interiores todo fue una locura, empezaron a salir infectados de todos lados comenzamos a correr, en uno de los giros de los pasillo Irene y yo nos separamos, continué corriendo hasta que enfrente de mi vi luz exterior, corrí como alma que lleva el diablo, detrás de mi, decenas de bocas hambrientas me seguían lanzando dentelladas al aire con quien sabe que fin, quizás saboreaban mi sangre caliente. Salí como un diablo al exterior y menos de 3 segundos después un fuerte golpe en la cabeza, me caí al suelo inmediatamente, una vez en el suelo me gire hacia atrás arrastrándome y pataleando hacia atrás y de repente no eran bocas hambrientas lo que me esperaban sino un grupo de tíos, no se ni decir cuantos eran exactamente porque inmediatamente después de eso me comenzaron a caer patadas hasta que, imagino, perdí el conocimiento. Lo siguiente es está celda, mi diario en el suelo y un cuenco con agua, nada más, ni siquiera llevo ropa solo unos tristes calzoncillos que llevo tanto tiempo usando que no se diferencian ni de la basura.

Me han pegado una buena paliza, me duele todo, pero sigo vivo que es lo que cuenta al fin y al cabo, un día más en este jodido mundo. No se que habrá pasado con Irene, espero que este en un calabozo similar al mio porqué la otra opción es que no haya salido del edificio y realmente me asusta que haya sido así.

Me he pasado un buen rato gritando, nadie contesta, no se escucha nada, en el rato que llevo pensando, aunque es una actividad difícil dado lo que me duele la cabeza, me he estado fijando en la celda que estoy, esta llena de arañazos por todos lados, las paredes son testigos mudos del dolor que ha habido aquí, hay una cama anclada al suelo y la pared con un colchón muy simple, una almohada y nada más, en la puerta hay un cuadrado pequeño a la altura de la cara, imagino que por fuera se podrá abrir y  debajo de la puerta una rendija por donde deben haber metido el cuenco con agua, encima mio tras un entresijo de barrotes hay un agujero por donde se cuela la luz y ilumina el pequeño espacio, al lado de la cama un agujero que imagino que debe ser el inodoro y a la derecha un grifo y un lavabo para lavarse las manos, eso es todo.

Se oyen puertas y alguien viniendo, espero que no sea la ultima vez que veo la luz del sol...



H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"dónde hubo fuego quedarán cenizas"

Ayer subí a la antena, después de 4  horas pasando mas frío que un perro, vi luz de algo que no era un linterna ,desde luego, era algo que apareció durante un par de minutos y desapareció para el resto de la noche, en mi opinión creo que era una vela.

Al alba hemos partido hacia el lugar donde avisté posible rastro de supervivientes y al llegar aquí nos hemos escondido en una colina llena de arbustos donde tenemos plena visibilidad de lo que efectivamente era una zona segura, ahora bien, no una militar oficial decretada por el gobierno. Está completamente destrozada, no me hubiera gustado estar aquí cuando cayó, tuvo que pasar algo horrible hay marcas de lucha por todos lados, agujeros de balas, manchas de un color marrón oxidado que presumo que deben ser de sangre reseca. Lo más extraño de todo es que pese al destrozo no hay ni un cadáver ni un infectado nada, absolutamente nada, me hace pensar que alguien debe estar viviendo por aquí y que se ha desecho de cualquier resto orgánico para evitar enfermedades.

Al fondo de todo hay un pequeño edificio o más bien un polideportivo, parece lo último que ha sobrevivido por aquí con algo de decencia iremos a ver si hay algún rastro de humanidad con mucho cuidado de  quien nos puede ver.

24 de agosto de 2017

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"cuando el peligro acecha dejas de ser humano para convertirte en bestia"

El pueblo ha resultado ser un completo fracaso, no había nada, absolutamente nada, lo habían saqueado hasta tal punto que los pisos que vimos tenían las puertas rotas. Esto me hace pensar en una gran necesidad de comida porqué un saqueo así conlleva mucha gente desesperada. Asaltar pisos es muy peligroso, son espacios pequeños, oscuros y desconocidos, puedes recibir un ataque por sorpresa en cualquier momento. He llegado a la conclusión que puede ser que cerca haya una comunidad o un antiguo punto seguro militar, que hasta dónde yo se cayeron todos a manos de ellos, pero en cualquier caso hay que extremar la prudencia, he visto cosas que harían palidecer a cualquiera, porqué los verdaderos monstruos no se esconden en los muertos, sino en nuestro interior.
Hay una antena muy alta cerca de uno de los campos del pueblo, vamos a acampar allí y de noche treparé a ver si veo alguna señal de vida humana a lo lejos, con suerte encenderán alguna luz que delatará su posición en la oscuridad.


H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"ya ni en la muerte perpetua el olvido"

Hace unos días tuvimos que dejar la casa, solo nos quedaba comida suficiente como para llevarla en un par de mochilas, mi herida gracias al descanso esta prácticamente curada, es increíble la suerte que he tenido.
Llevamos varios días andando por senderos rurales y sí, acampando al aire libre. Aunque cueste de creer por aquí no hay absolutamente nada, con suerte algún animal, de infectados ni rastro, aún así montamos guardias nocturnas y intentamos avanzar en silencio durante el día.
Lo cierto, es que ya estamos exhaustos, demasiados días caminando y evitando las ciudades, poca comida y siempre estar alerta, te destroza los nervios. Me parece inevitable tener que volver a las ciudades, aunque lo intente evitar cada día se hace más necesario.
Irene por su parte comparte mis mismos pensamientos, no quiere ir a la ciudad pero necesita ir, tenemos que buscar comida de una o otra forma.
Ahora nos encontramos cerca de un pueblo, incurriremos al anochecer, esperemos que las sombras nos oculten de aquellos ojos que lo ven todo.

26 de mayo de 2017

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"los incesantes ojos sin vida siempre están en búsqueda de ella"

Han pasado un par de días desde que llegamos a esta casa, ni un solo infectado, ni una sola persona, absolutamente nada, solo algún pájaro y poco más. Mi herida se cura a buenos ritmos, ya me siento con mas fuerza además lasa reservas que llevábamos en el coche, me están haciendo curar mucho más rápido.
El  coche por el contrario esta destrozado, lleno de balazos y sin cristales enteros, además debajo de él hay un charco de aceite negro, ya ni siquiera enciende, tuvimos mucha suerte de que llegara hasta aquí, si no, estaríamos en serios problemas. El problema del vehículo es muy grave, aquí no hay nada que nos pueda llevar a nosotros, y sobretodo llevar la comida que tenemos. Creo que tendremos que quedarnos aquí más de lo esperado, por lo menos parece que estamos a salvo.
Irene esta mañana me ha dicho que podríamos pasar un tiempo aquí, que le parece un buen sitio y además tenemos suficiente comida para varias semanas. Los dos estábamos de acuerdo así que no hay problema en descansar un poco y gozar de nuestra efímera existencia.,, además ya no estamos en ese piso inmundo, que parecía más una tumba que un hogar.


13 de mayo de 2017

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"Hasta en la noche mas oscura jamás te pierden de vista"

Todo ha salido fatal, el primer día avanzábamos sin problemas hasta que David en su total desconocimiento del mundo exterior decidió adentrarse en una gasolinera a ver si podía conseguir algo para echarse a la boca, le dije que me esperara pero el muy imbécil no me hizo caso. Irene estaba en el coche vigilando que nada nos cogiera de imprevisto, de repente sonó un disparo y un grito desgarrador de David, salió corriendo de la penumbra de la tienda de la gasolinera con el estomago lleno de sangre y se cayó en el suelo como un peso muerto, ni siquiera me dio tiempo a reaccionar, me tiré al otro lado del coche, comenzaron a escucharse disparos que impactaban contra la carrocería como misiles sonoros, Irene no paraba de gritar tirada en el suelo del coche, saltaban pedazos de cristales por todos lados, como pude me arrastré hasta poner la llave en el contacto con medio cuerpo fuera del coche, mientras tanto cogí la glock de debajo del asiento, deslizé el cañón por la ventanilla del copiloto y comenzé a disparar a dios sabe dónde, aunque conseguí unos valioso segundos para salir a todo gas de ahí, como alma que lleva el diablo.
A los pocos kilómetros de escaparnos de la muerte a manos de dios sabe quien, tenía el brazo lleno de sangre, me había dado una bala y ni siquiera me había dado cuenta, joder, la adrenalina me supuraba por cada poro del cuerpo, notaba que podía continuar al 200% el resto que quedaba de mes, Irene saltó al asiento del copiloto lleno de cristales pero parecía que no le importaba lo mas mínimo al verme cubierto de sangre, me iba a vendar cuando de repente perdí la noción del tiempo y casi nos estrellamos, menos mal que Irene cogió el volante si no hubiéramos acabado en una bonita zanja al lado de la carretera siendo pasto para los muertos. En ese momento cambiamos de asiento en marcha cómo pude, me mire en el espejo y estaba blanco como nunca lo había estado, en ese momento se me enfrío la sangre y junté toda la vida que quedaba en mí para coserme el agujero que tenía en el brazo, llenarlo de alcohol, vendarlo, y a partir de ahí una amnesia de 13 horas, me ha dicho Irene que me desmayé.
Me ha dicho que al desmayarme continuó por un camino de montaña que ponía propiedad privada, 20 minutos después de un camino tortuoso de tierra, llegó hasta una antigua casa de piedra dónde en algún tiempo tuvieron que haber caballos y unos bonitos campos rebosantes de comida. Me ha dicho que estaba cagada, se acercó a la casa sola y miró si había alguien o alguno de "ellos". Por suerte no había nadie, metió el todoterreno hasta la puerta principal y como pudo me arrastró hasta un sofá que había en el primer piso, cerró toda la casa y escondió el coche en una especie de cuadra para los caballos o el ganado, Irene desde luego era muy inteligente, no quería que nadie nos molestará mientras estábamos allí.
Mi salvadora me ha dicho que cuando me tiró en el sofá y me quito el vendaje no entendía cómo me había podido hacer tal estropicio, me cosió unos buenos puntos de sutura y un buen tratamiento, desde luego tiene pinta de que vaya a sobrevivir  manteniendo mi brazo conmigo.

18 de abril de 2017

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

El plan de saquear los pisos ha dado sus frutos, tenemos comida para unos días, aunque hemos tenido un par de sustos en algún momento, no ha sido nada grave.
Al llegar con todo nos hemos dado un modesto banquete, es curioso como unas simples lata de conservas puede mejorar tanto el ánimo de una persona, hasta tal punto de otorgarme esperanza sobre un futuro incierto.
Desde el temporal que azotó la zona, dejándonos una maravillosa fuente de agua ininterrumpida, los infectados han desaparecido, gracias a que la lluvia ya no es tan intensa, hemos ido al concesionario a preparar uno de los 4x4, lo hemos llenado de combustible hasta los topes y en la baca hemos puesto un par de bidones llenos que hemos podido conseguir del almacén, David me ha enseñado un par de glocks cargadas que tenia en el cajón del despacho, las cuales consiguió comerciando, las he metido debajo de los asientos delanteros, algo me dice que no está de más tener un arma accesible cuando conduces,
Irene me ha estado comentando los últimos par de días que sus padres tenían una casa rural a las afueras de la ciudad que vendieron hará cuestión de un año y que los nuevos propietarios se habían dedicado simplemente a ponerle todo tipo de comodidades, ella veraneó allí desde pequeña y dice que es una zona bastante aislada, y que con suerte los invernaderos tendrán algo de alimento, aunque en mi interior he pensado que sin un mantenimiento de unas manos hábiles allí solo quedará tierra. Sería un buen sitio dónde poder estirar las piernas unos días y meditar sobre el futuro. Hemos decidido que saldremos de la ciudad al amanecer, así con suerte evitaremos a algún grupo de bandidos que pueda estar a la caza de botines de otros grupos. Hemos trazado una ruta sencilla, realmente no estamos muy lejos de la montaña y una vez allí tenemos un sinfín de rutas forestales que el precioso 4x4 no tendrá problemas en sortear.
Realmente espero no tener problemas hasta llegar allí.