13 de mayo de 2017

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

"Hasta en la noche mas oscura jamás te pierden de vista"

Todo ha salido fatal, el primer día avanzábamos sin problemas hasta que David en su total desconocimiento del mundo exterior decidió adentrarse en una gasolinera a ver si podía conseguir algo para echarse a la boca, le dije que me esperara pero el muy imbécil no me hizo caso. Irene estaba en el coche vigilando que nada nos cogiera de imprevisto, de repente sonó un disparo y un grito desgarrador de David, salió corriendo de la penumbra de la tienda de la gasolinera con el estomago lleno de sangre y se cayó en el suelo como un peso muerto, ni siquiera me dio tiempo a reaccionar, me tiré al otro lado del coche, comenzaron a escucharse disparos que impactaban contra la carrocería como misiles sonoros, Irene no paraba de gritar tirada en el suelo del coche, saltaban pedazos de cristales por todos lados, como pude me arrastré hasta poner la llave en el contacto con medio cuerpo fuera del coche, mientras tanto cogí la glock de debajo del asiento, deslizé el cañón por la ventanilla del copiloto y comenzé a disparar a dios sabe dónde, aunque conseguí unos valioso segundos para salir a todo gas de ahí, como alma que lleva el diablo.
A los pocos kilómetros de escaparnos de la muerte a manos de dios sabe quien, tenía el brazo lleno de sangre, me había dado una bala y ni siquiera me había dado cuenta, joder, la adrenalina me supuraba por cada poro del cuerpo, notaba que podía continuar al 200% el resto que quedaba de mes, Irene saltó al asiento del copiloto lleno de cristales pero parecía que no le importaba lo mas mínimo al verme cubierto de sangre, me iba a vendar cuando de repente perdí la noción del tiempo y casi nos estrellamos, menos mal que Irene cogió el volante si no hubiéramos acabado en una bonita zanja al lado de la carretera siendo pasto para los muertos. En ese momento cambiamos de asiento en marcha cómo pude, me mire en el espejo y estaba blanco como nunca lo había estado, en ese momento se me enfrío la sangre y junté toda la vida que quedaba en mí para coserme el agujero que tenía en el brazo, llenarlo de alcohol, vendarlo, y a partir de ahí una amnesia de 13 horas, me ha dicho Irene que me desmayé.
Me ha dicho que al desmayarme continuó por un camino de montaña que ponía propiedad privada, 20 minutos después de un camino tortuoso de tierra, llegó hasta una antigua casa de piedra dónde en algún tiempo tuvieron que haber caballos y unos bonitos campos rebosantes de comida. Me ha dicho que estaba cagada, se acercó a la casa sola y miró si había alguien o alguno de "ellos". Por suerte no había nadie, metió el todoterreno hasta la puerta principal y como pudo me arrastró hasta un sofá que había en el primer piso, cerró toda la casa y escondió el coche en una especie de cuadra para los caballos o el ganado, Irene desde luego era muy inteligente, no quería que nadie nos molestará mientras estábamos allí.
Mi salvadora me ha dicho que cuando me tiró en el sofá y me quito el vendaje no entendía cómo me había podido hacer tal estropicio, me cosió unos buenos puntos de sutura y un buen tratamiento, desde luego tiene pinta de que vaya a sobrevivir  manteniendo mi brazo conmigo.

18 de abril de 2017

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

El plan de saquear los pisos ha dado sus frutos, tenemos comida para unos días, aunque hemos tenido un par de sustos en algún momento, no ha sido nada grave.
Al llegar con todo nos hemos dado un modesto banquete, es curioso como unas simples lata de conservas puede mejorar tanto el ánimo de una persona, hasta tal punto de otorgarme esperanza sobre un futuro incierto.
Desde el temporal que azotó la zona, dejándonos una maravillosa fuente de agua ininterrumpida, los infectados han desaparecido, gracias a que la lluvia ya no es tan intensa, hemos ido al concesionario a preparar uno de los 4x4, lo hemos llenado de combustible hasta los topes y en la baca hemos puesto un par de bidones llenos que hemos podido conseguir del almacén, David me ha enseñado un par de glocks cargadas que tenia en el cajón del despacho, las cuales consiguió comerciando, las he metido debajo de los asientos delanteros, algo me dice que no está de más tener un arma accesible cuando conduces,
Irene me ha estado comentando los últimos par de días que sus padres tenían una casa rural a las afueras de la ciudad que vendieron hará cuestión de un año y que los nuevos propietarios se habían dedicado simplemente a ponerle todo tipo de comodidades, ella veraneó allí desde pequeña y dice que es una zona bastante aislada, y que con suerte los invernaderos tendrán algo de alimento, aunque en mi interior he pensado que sin un mantenimiento de unas manos hábiles allí solo quedará tierra. Sería un buen sitio dónde poder estirar las piernas unos días y meditar sobre el futuro. Hemos decidido que saldremos de la ciudad al amanecer, así con suerte evitaremos a algún grupo de bandidos que pueda estar a la caza de botines de otros grupos. Hemos trazado una ruta sencilla, realmente no estamos muy lejos de la montaña y una vez allí tenemos un sinfín de rutas forestales que el precioso 4x4 no tendrá problemas en sortear.
Realmente espero no tener problemas hasta llegar allí.

2 de octubre de 2016

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

David está comenzado a ser un problema, bueno , todo está comenzando a ser un problema, demasiados días encerrados en este cochambroso piso, comiendo lo poco que tenemos. Hoy, ya cansado de esta monotonía le he dicho a David que fuéramos a la azotea a tomar el aire, que nos vendría bien después de tantos días, obviamente todo esto ha ocurrido mientras Irene dormía, en parte quería interrogar a David lejos de ella. Hemos hablado de cómo obtener algo de comida, ya que alimentar una boca extra nos ha salido caro,  de una forma que no nos ponga bajo riesgo, hemos concluido que lo mejor sería saquear los pisos del edificio, que con suerte sacaremos alguna lata o algo de pasta para hervir con la única pega de matar quizás a un par o tres de infectados por piso. Lo realmente inquietante ha sido cuando he comenzado ha hablar de los grupos que había visto o tomado contacto en los últimos meses, él simplemente esperaba a que alguien pasara cerca del concesionario y con suerte podía intercambiar algún vehículo por comida, aunque es una forma de vida miserable, le funcionó hasta que de repente no hubo más supervivientes. Su suerte hizo que nosotros apareciéramos por arte de magia y el resto ya se sabe, desde luego, si no llegamos a aparecer nosotros, no creo que hubiera aguantado en el exterior ni cinco minutos.
 Me encuentro en una encrucijada grave, Irene aunque de alguna manera, aún somos desconocidos se que tiene buen corazón y yo, en cambio, ya he visto demasiado para saber como acabará esto, se que el hombre que estamos alimentando morirá a la primera de cambios, pero bueno, la humanidad del ser nos lleva a esperanzar-nos y cegarnos por el menor destello de futuro que veamos.
Al volver al piso ella seguía durmiendo plácidamente, me he quedado pensativo mirándola mientras pensaba en todas las disyuntivas que en ese instante corrían imparables por mi mente, esa preciosa chica de ojos azules, simplemente dormía plácidamente. Me recordó a los viejos tiempos cuando despertarte vivo, no era algo digno de mención, de repente abrió sus ojos y me miró sorprendida, me pregunto que si había pasado algo, en ese instante me sonrojé, como un niño que le acaban de descubrir mirando a la chica que le gusta, ella al verme así se río, en ese instante me di cuenta que es la primera vez que veo su sonrisa y sí, es preciosa.
Le he explicado el plan para obtener algunos víveres si queremos seguir en la seguridad del piso, le ha parecido bien, pero como yo mismo me temía, me ha confirmado mis dudas y es que no podemos quedarnos mucho tiempo aquí, debemos movernos, el problema es que el plan del norte ya quedó descartado así que no quiero avanzar sin rumbo, deberíamos pensar seriamente hacia dónde nos vamos a dirigir.

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

Esta mañana Irene y yo hemos hablado tendidamente sobre David, le he explicado todo lo que me preocupa sobre él pero se ha obsesionado con la idea de que abandonarlo sería como si lo enviáramos a la muerte y se ha negado profundamente a separarnos de él. No entiende que una persona sin ningún tipo de experiencia en el exterior es un gran peligro para aquellos que le rodean, he llegado a la idea de abandonarlo en el momento que Irene no pueda evitarlo, aunque sea una decisión difícil es lo mejor que puedo hacer por nosotros.
Recuerdo hace meses cuando conocí a un grupo que había vivido al raso en la montaña por 3 meses, eso si en plena ciudad durarón apenas un par de días, desde la ventana del piso donde me encontraba vi como uno de ellos, un chico joven, intento encararse con un par de bandidos que solo le hubieran quitado la escasa comida que llevaba, pobre imbécil, le metieron un par de disparos y cuando el grupo volvió a ver que pasaba ni siquiera les dejaron hablar, los fusilarón en el momento que cruzaron la esquina, encima me tocó quedarme en aquel piso aislado por una semana entera debido a que el ruido había atraido a demasiados infectados como para salir.
Hablando de infectados he podido observar que algunas noches, cuando la luna ilumina lo suficiente como para ver lo que ocurre en la oscuridad, algunos de ellos se acercan a otros silenciosos y muertos y de alguna manera tras estar un tiempo uno delante del otro inmoviles comienzan a avanzar juntos, dios sabe a dónde. Es algo que por ahora no me preocupa pero quizás es de esta manera como se forman las grandes hordas que hay dispersas por la ciudad. De alguna manera es increíble el mundo que les rodea tan silencioso y imperturbable que hace que me estremezca con solo pensarlo, que secretos ocultará la noche a la vista de aquellos que aún vivimos...§

30 de enero de 2015

H. INTERACTIVA - EL NUEVO AMANECER

No entiendo como he llegado hasta esta situación, encerrado en un piso con dos personas a la que apenas conozco y que lo único que nos une es el miedo y la soledad.
Desde hace una semana no ha parado de llover y lo único que podemos hacer durante todo el día es observar el caer de la lluvia sobre el asfalto en el que un día caminábamos, seguros, sin miedo.
Irene últimamente ha estado encerrada en sus pensamientos, pero no la culpo, la soledad que vivimos día a día solo se rompe por alguna breve charla.
El último integrante,David ,un hombre poco interesante que sobrevivió encerrado en el concesionario mientras todos a su alrededor se hiban para no volver, quizás alguno encontró algo mejor pero seguramente estén perdidos entre la multitud de infectados que asolan las calles, poco hablador y por lo que da a mostrar parece un problema más que una solución. Hasta ahora no he podido estar a solas con Irene pero tenemos que hablar sobre él, seguramente será un problema en el futuro, me entristece pensar así, me he vuelto insensible, frío, calculador. El mundo en el que vivo es un devorador de almas que lentamente te sumerge en el más profundo vacío, sin salida y ante ti la oscuridad más profunda que puedas imaginar.
Últimamente he reflexionado sobre el viaje a Francia y en mi pésame vislumbro un futuro incierto, si una lluvia nos ha dejado inmovilizados por varios días, como podríamos sobrevivir a la imprevisibilidad de más de 500 km. de terreno hostil y desconocido.
Siento que los párpados me pesan cada vez más, voy a discutir con la almohada mis preocupaciones.

9 de febrero de 2014

EL PELIGRO DE UN MUNDO POST-APOCALÍPTICO: ANIMALES

El peligro de un mundo post-apocalíptico hay muchos y variados peligros entre ellos podemos encontrar la de los animales. En este caso me gustaría centrarme en los perros.
Es fácil que los perros ahora abandonados y sin cobijo dónde ir, se junten en mandas y como si fueran de lobos se creen unas jerarquías y por lo tanto estamos hablando de manadas coordinadas que en un momento nos podemos encontrar que cacen de forma colectiva. Esta situación es muy peligrosa ,ya que , podríamos convertirnos en una presa, por este motivo se debe controlar con mucha atención todo aquello que nos rodea para así aprender de ello. En mi opinón es bastante probable que una manada ataque a un individuo solitario o a un grupo de dos o tres, pero en el caso de que seamos más dudo que vayan a atacar y si por suerte vamos armados. que debería ser algo normal, es fácil ahuyentarlos de un disparo. Mi consejo sería llevar a un perro bien adiestrado para que así nos avise de cualquier suceso extraño que pase a nuestro alrededor.



22 de noviembre de 2013

VIVIR EN SITIOS FRIOS

La vida en sitios de frío importante o extremo es muy peligrosa si no se toman en cuenta diversos factores. Entre estos podemos tener claro que si no podemos estar calientes durante todo el día podemos enfermar fácilmente y podría incluso significar la muerte de la persona si no es correctamente tratada. Es muy importante tener este punto claro ya que si no podemos mantenernos calientes deberemos emigrar a territorios más calientes. Se deberían de almacenar reservas de leña suficientes para aguantar toda una temporada de invierno en una casa con la chimenea encendida las 24h.
También hemos de pensar que si en el duró invierno encendemos un fuego produciremos humo que delatará fácilmente dónde hay una casa caliente con comida por lo que debemos estar preparados para cualquier tipo de intento de saqueo y robo. Si estamos asentados en ciudad es muy importante tener la advertencia ,anteriormente descrita, muy pensada y planear nuestra actuación en el caso de que ocurriera. En cambio si estamos en un bosque o un sitio particularmente apartado será difícil que pueda ocurrir una situación de saqueo, aunque siempre se debe tener un buen plan trazado y intentar tener una guardia de 24h. sobretodo extremando la precaución de noche.
Las ventajas de estar en un clima extremadamente frío es que seguramente los infectados queden latentes y incluso inmóviles o congelados por el frío, lo que será muy beneficioso para poder pasarse unos meses consiguiendo grandes cantidades de víveres con bastante facilidad, preparando o acondicionando la casa y incluso pudiendo ir en busca de armas y munición.
También podemos usar la ventaja de que en zonas de nieve intensa podemos ser casi invisibles vistiendonos de blanco.